Archivo de la categoría: Artículos y noticias

Febrero más cálido de lo normal en la capital

Ya ha publicado AEMET los datos climáticos del mes de febrero y como era de esperar ha sido más cálido de lo normal.

La temperatura media registrada en el mes de febrero en el observatorio de la Base aérea de Albacete ha sido de 7,6º, justo 1º por encima de la media entre 1971 y 2000. Febrero ha continuado con la tónica de enero, que ya fue 2,5º más cálido de lo normal. Y es que durante febrero ha continuado la misma dinámica atmosférica que tuvimos durante enero. El predominio de las masas de aire atlánticas fue constante. Durante todo el mes se alternaron las masas de aire Polar marítima, procedente de las borrascas que iban entrando y la tropical marítima que asomaba cada vez que entraba, entre las borrascas, la dorsal anticiclónica. Aunque la masa de aire Polar marítima  es fría, no lo es excesivamente y la mayoría de las veces de que llega al sureste de la península ya ha perdido parte del frío. Por su parte, la tropical marítima es una masa de aire cálido. Por lo tanto, cuando nos afectaban las borrascas, las temperaturas se situaban en valores normales para febrero, pero cuando entraba la dorsal anticiclónica las temperaturas eran más altas. De ahí que la media haya resultado más alta de lo normal.

Es destacable, tratándose del mes de febrero, la ausencia absoluta de entradas de procedencia continental, que son las que originan las temperaturas más bajas en nuestra provincia. Al igual que ocurriera en enero, febrero ha terminado sin ninguna entrada de aire frío desde el continente europeo.

En negro el mes de febrero

En negro el mes de febrero

Como podemos ver en el cuadro, las temperaturas mínimas han sido especialmente altas y las heladas han sido escasas. La abundante nubosidad presente durante la mayor parte del mes ha hecho que los valores nocturnos no descendieran lo que es habitual durante este mes y solo se han registrado 7 días de helada, frente a los 12 días que tiene febrero de media.

Los valores máximos han estado más acorde a la media, también condicionados por la nubosidad que impedía que ascendieran demasiado.

En cuanto a la precipitación el mes de febrero ha resultado seco. Se han recogido 19´7 l/m2 frente a los 24 l/m2 que tiene de media el mes. Esto es consecuencia de la constante llegada de frentes atlánticos, que aquí llegan ya muy debilitados. Sin embargo, si miramos a nivel provincial las diferencias son enormes. Mientras que el oeste de la provincia ha tenido un mes más húmedo de lo normal, el extremo este y sureste apenas ha recibido lluvia.

 

Anuncios

Enero más cálido de lo normal

Ya ha publicado AEMET los datos oficiales de enero para el observatorio de Albacete-los Llanos, y como era de esperar ha confirmado que se ha tratado de un mes mucho más cálido de lo normal. La temperatura media se ha quedado en 7,3º es decir, 2,5º por encima del valor normal, que es de 4,8º, lo que hace que enero haya sido muy cálido.

Gráfico de temperaturas díarias en Albacete-Los Llanos. Fuente AEMET

Gráfico de temperaturas díarias en Albacete-Los Llanos. Fuente AEMET

Esta desviación hacia arriba de la temperatura se ha debido a la ausencia de entradas de aire frío de origen continental. A lo largo de todo el mes hemos tenido la misma situación atmosférica; borrascas que entran desde el Atlántico, dejando precipitaciones en el oeste y norte del país, y dejando chubascos débiles, nubes y viento por nuestra tierra. Las masas de aire que vienen desde el Atlántico, ahora en invierno, son mucho más templadas que las que podrían venir desde el continente europeo. Por lo tanto al estar recibiendo constantemente vientos desde el océano las temperaturas se han mantenido suaves.

Por otro lado, la presencia de nubosidad y de vientos intensos durante todo el mes ha impedido que se produjeran las típicas heladas de enero. La ausencia de situaciones anticiclónicas ha hecho que apenas se hayan producido heladas este mes. Así, si lo normal en enero en el observatorio de los llanos es que haya 17 días de helada (tomando como referencia la serie que va de 1971 al 2000) este año ha habido sólo 4 o 5 heladas.

En cuanto a las precipitaciones el mes ha sido normal, ya que en la capital han caído 20,7 l/m2 que está en sintonía con los 21 l/m2 que es la media. Pese a la abundante nubosidad y el paso de borrascas, éstas llegaban muy desgastadas a nuestra zona y las precipitaciones eran débiles. Aun así se aprecia una gran diferencia en el reparto de las precipitaciones a nivel provincial. Mientras que en el oeste han sido más abundantes de lo normal, en la mitad este han sido muy inferiores a la norma, quedando la capital en el medio.

El viento ha sido un claro protagonista en este mes recién terminado, y se han llegado a alcanzar rachas de hasta 91km/h en la base el día 4.

Y otro temporal en el Cantábrico

Hoy vuelven a estar en alerta por vientos fuertes Galicia y las comunidades de Cantábrico, lo que se está convirtiendo en la tónica de este invierno.

¿Por qué tantos temporales?

Este invierno, como ya hice referencia en el artículo “hielo en los grandes lagos”, la corriente en chorro está fuerte en Europa occidental, con su disposición habitual de oeste a este. Sin embargo se sitúa un poco más baja en latitud por lo que las borrascas afectan más de lleno a la península Ibérica.

Las borrascas se forman en Norteamérica, como consecuencia del contraste térmico tan marcado que se produce entre el aire frío que se descuelga de Canadá y el húmedo y cálido que asciende desde el golfo de México. Desde allí debido a la circulación general del oeste se desplazan hacia el este, hasta alcanzar las costas europeas. Mientras atraviesan el Atlántico esas borrascas se profundizan debido a que se encuentran sobre aguas más cálidas, y además como avanzan muy rápido por la corriente en chorro, esta profundización se produce en pocas horas, lo que da lugar a las famosas ciclogénesis explosivas.

Una ciclogénesis explosiva es consecuencia de un descenso de presión importante en el núcleo de una borrasca en poco tiempo.

Este invierno los patrones atmosféricos se están manteniendo invariables desde diciembre. El anticiclón de las Azores está muy bajo en latitud y sólo asoma ligeras dorsales entre las borrascas. Debido a la ausencia del anticiclón las borrascas afectan de lleno a Europa occidental.

Es normal que en invierno se den estos temporales, lo que es extraordinario es que lleve camino de dos meses de esta sucesión de temporales sin apenas descanso y tan fuertes. Y de momento, por lo menos hasta mediados de febrero, continuarán los mismos patrones. Hasta que la corriente en chorro no pierda fuerza en nuestra zona y sufra ondulaciones la situación no cambiará.

Estos temporales procedentes del Atlántico, a nuestra tierra nos afectan más bien poco. Las precipitaciones que dejan los frentes que atraviesan la península, salvo que sean especialmente activos, suelen ser débiles, y quizá lo más destacable sea el viento que sí puede ser fuerte, especialmente en la sierra y en puntos de la Mancha.

Día en la Sierra

La mañana del 1 de febrero amaneció con muchas nubes sobre Albacete y en el radar ya se veía la precipitación avanzando por el oeste de la provincia. Sin embargo, como ya teníamos planeado, nos fuimos para las Sierras de Alcaraz y del Segura.

Salimos de Albacete con 9 grados, al pasar Balazote, se puso a chispear y ya lo estuvo haciendo durante todo el camino hasta que llegamos a Alcaraz. En el pueblo la temperatura era de 7 grados y la lluvia moderada.
Día gris en Alcaraz

Tras tomar un café en este histórico pueblo y dar una vuelta por sus misteriosas calles, decidimos ir hacia Riopar. Cogimos la carretera (por llamarla de alguna forma, ya que está en muy mal estado) que une Riopar y Alcaraz a través de Vianos y cruzando los puertos de montaña del Barrancazo y las Crucetillas. En mi opinión, pese al mal estado de la calzada, que es prácticamente un camino de cabras, merece la pena atravesarla porque los paisajes que se ven por ella son de los más bonitos de la provincia. La lluvia nos acompañó hasta alcanzar el puerto del Barrancazo, donde la temperatura cayó hasta los 4 grados y quedaban algunos restos de nieve. Una vez que pasamos el puerto, el cielo empezó a abrirse y la lluvia cesó. Se notó que pasábamos a estar a sotavento de la dirección que traía el frente causante de las lluvias. Al llegar al empalme de la carretera con la que va a Bogarra y Paterna la temperatura había subido hasta los 7 grados y el sol se veía entre las nubes.Continuamos el camino hacia Riopar y en el ascenso al puerto de las Crucetillas (que ya no tenía restricciones de acceso a ningún tipo de vehículos) las nubes volvieron a hacerse más compactas, debido al efecto orográfico de las montañas, y comenzó a chispear. En el puerto la temperatura era de 3 grados, chispeaba y quedaba bastante nieve, eso sí, muy húmeda.

3 grados y restos de nieve en las Crucetillas

3 grados y restos de nieve en las Crucetillas

Al comenzar a bajar el puerto las nubes volvieron a abrirse y dejó de chispear. En Riopar la temperatura era de 7 grados y había intervalos nubosos.

Tras una parada gastronómica en el pueblo, nos dirigimos al nacimiento del río Mundo. Llegamos con el coche hasta el parking de abajo. Al mismo parar el motor, aun sin salir del coche ya se oía de manera muy fuerte el ruido del agua. Al salir del coche aprecié que el río había desbordado e inundaba parte del parking. Eso sólo podía significar una cosa, reventón.

El río Mundo desbordándose por el parking

El río Mundo desbordándose por el parking

Intentamos acceder a las calderetas desde abajo, pero resultó imposible porque el afluente que llega al río desde la derecha, conforme avanzas hacia el nacimiento, iba muy crecido y cruzarlo suponía mojarte hasta las rodillas o irte al suelo y mojarte entero. Así que decidimos dar media vuelta y pasar desde arriba. Una vez que llegamos al nacimiento esto fue lo que nos encontramos:

Espectacular imagen del nacimiento

Espectacular imagen del nacimiento

Nunca había visto el nacimiento así. Supongo que el reventón tuvo que ser un par de días antes como mucho. Merece la pena hacer una escapada cuando revienta porque es un espectáculo inigualable. El río bajaba a toda velocidad y muy crecido. Incluso el agua llegaba a pasar por encima de uno de los puentes que cruzan los chorros.

El agua prácticamente saltando por el puente

El agua prácticamente saltando por el puente

El agua, saltaba incluso al camino que va paralelo al río y que lleva al nacimiento. Impactaba e incluso daba miedo ver tanta agua, tan enfurecida y tan cerca.

Después de ver esa maravilla de la naturaleza cogimos rumbo de vuelta a Albacete. En el parking la temperatura, a eso de las cinco y algo, era de 6 grados. En Hellín subió hasta los 13 y entrando a Albacete, sobre las 7, había 8 grados.

En definitiva un gran día por las bellísimas Sierras de Alcaraz y el Segura.

Hielo en los Grandes Lagos

A diferencia de lo que está ocurriendo en Europa occidental, en el centro y este de Norteamérica están teniendo un invierno muy frío.

Imagen de un satélite de la NASA del 9 de enero

Imagen de un satélite de la NASA del 9 de enero

Según el “Canadian ice service” a día 27 de enero el 62% de la superficie de los grandes lagos estaba congelada.Es el mayor porcentaje desde el invierno ´93-´94, y muy superior al 12% del invierno pasado.  Además la cobertura de hielo seguirá aumentando, ya que habitualmente el máximo de hielo anual se da a mediados de marzo. El lago Erie, que es el menos profundo, tiene el 97% de su superficie helada. El Superior el 65%, el Michigan el 38%, el Huron el 67% y el Ontario el 23%. El grosor del hielo varía según el lago, pero en general está entre los 30 y 40 cm.

Sacado de Canadian Ice Service

Sacado de Canadian Ice Service

¿Por qué tanto frío?

La región de los grandes lagos y en general todo el centro y este de Norteamérica tienen, de forma general, inviernos fríos debido a su posición geográfica. El hecho de tener un basto continente al oeste y al norte favorece la llegada del frío en invierno. A esa condición geográfica, que no varía, este invierno hay que añadirle otra que tiene que ver con el Jet stream o corriente en chorro.

El jet stream o corriente en chorro, es una corriente de aire en altura, que  circula en latitudes templadas en ambos hemisferios y separa las masas de aire tropicales de las polares. Esta corriente se desplaza a gran velocidad de oeste a este, sin embargo a veces sufre ondulaciones que son las que ocasionan la llegada de aire frío de latitudes polares a zonas templadas, y la entrada de aire cálido en zonas frías. Este invierno en esa zona de América no paran de darse esas ondulaciones en el jet stream, por lo que no deja de llegar aire frío desde el norte de Canadá.

En Europa occidental este invierno el jet stream va fuerte de oeste a este, trayendo al continente las borrascas del Atlántico e impidiendo que llegue ninguna ola de frío de origen continental.

Nieve en la Sierra

Las precipitaciones del día 29, que en la capital apenas dejaron 1,6 litros en el observatorio de los bomberos, en la sierra fueron más intensas y gracias al frío fueron en forma de nieve. A última hora del día 30 todavía había problemas por la nieve en el puerto de las crucetillas, en Riopar.